Archivos para julio, 2013

La Democracia no se vende

Lunes, julio 1st, 2013

ImagenEl título de mi “calumnia” de hoy no refiere a la consigna o eslogan de un movimiento democrático ni a la de partido alguno, sino a un enunciado que se me ocurrió a propósito de los pocos —poquísimos— “consumidores” (votantes) que elección tras elección consiguen los partidos políticos y los organismos electorales del Estado y de la Federación, llámense IFE o Instituto Electoral y de Participación Ciudadana.

Los porcentajes de abstencionismo son catastróficos (casi 70%) si con ellos se quisieran medir los resultados de las campañas publicitarias del IEPCBC, las cuales llaman a los ciudadanos a “no ser apáticos” y participar con su voto para luego hacer valer su derecho a criticar al gobierno y hacer cumplir las promesas de campaña. Pasadas una tras otra las elecciones, a los ciudadanos les ha quedado el sabor de que todo lo invertido por el Gobierno en estas campañas de promoción de voto se ha hecho solo por cumplir un requisito cuyos objetivos no son planeados y mucho menos cumplidos. Peor aún, si pasadas las elecciones se analiza “el triunfo” del partido ganador, los números son raquíticos y dan cuenta de que los nuevos “representantes” del pueblo no cuentan con siquiera el voto del 25% del padrón. Lamentable.

Los llamados “apáticos” por el IEPCBC responden más a la suspicacia que a la apatía, pues la experiencia les dicta que en todos los casos —¿habrá honrosas excepciones?—, los elegidos por el voto popular priorizan las alianzas en pos del beneficio de sus partidos por encima de las necesidades que prometieron remediar. Así, año tras año, crece el padrón, pero también crece la desazón y desinterés de quienes, no obligados a votar, prefieren la honestidad de una carne asada dominguera que nunca les queda a deber.

Uno de los primeros trabajos que me tocó hacer cuando iniciaba en mi carrera publicitaria fue una campaña para un candidato a alcalde de mi ciudad natal en Argentina. Para instruirme acerca de las características de una campaña política, recurrí a un libro del periodista publicitario Alberto Borrini (Cómo se hace un presidente. Ediciones El Cronista Comercial, 1987), en él, Borrini mencionaba algo que hoy tiene mayor vigencia que entonces. Apelo a mi pésima memoria para tratar de reconstruir su reflexión: “Si los políticos fueran Pepsi vs. Coca-Cola, matarían la sed”. Con esta alegoría Borrini explicaba que con sus discursos ofensivos los candidatos solo conseguían que el público desistiera de participar del acto democrático del voto; es decir, mataban la sed de votar.

Las campañas de los candidatos actuales en nuestro Estado no alcanzan ni se acercan a incentivar el voto. Por su parte, los bienintencionados, pero mal orientados mensajes del IEPCBC son un suspiro ingenuo en medio de un huracán de súper elaboradas calumnias y poco elaboradas propuestas que invaden las calles, el aire de radio y televisión, y los bits de la web con más de lo mismo. Mientras, los ciudadanos, “sin querer queriendo” nos encaramamos en la otra esquina del ring político a alentar y arengar a nuestros gallos en esta contienda: El abstencionismo, el voto en blanco, Ernesto Eslava y el Gato Morris, y ya no hay quien compre la Democracia y la participación que nos quieren vender.

Ojalá, con todo en contra, tu espíritu democrático y patriótico te lleve este domingo 7 de Julio a presentarte en tu mesa y emitir tu voto. Felicidades por ti que puedes hacerlo y lo haces; seguramente tu ejemplo será mucho más efectivo que los millones de pesos gastados en promover otra elección.

Anuncios